Los Ensayos de Control de Calidad de Pilotes.

 

Los tres métodos más utilizados en nuestro país para comprobar la integridad estructural de pilotes mediante sistemas no destructivos:

  • El método sónico mediante martillo de mano que genera una onda sónica que baja por el fuste del pilote, rebota en la punta y es captada por un acelerómetro. También se le conoce como “Ensayo de impedancia mecánica” o “Sonic echo”.
  • El método de croos-hole ultrasónico, que consiste en hacer descender un emisor y un receptor de ultrasonidos por dos conductos huecos paralelos en el interior del fuste del pilote, registrándose el tiempo que tarda la onda en recorrer la distancia entre ambos. Se le conoce también como “sondeo sónico” o “ensayo de transparencia sónica”.
  • El tercer método es el ensayo dinámico mediante un impacto importante sobre la cabeza del pilote.

Generalmente se realiza en pilotes prefabricados utilizando el mismo martillo de hinca, siendo al mismo tiempo un ensayo de integridad estructural del pilote y un ensayo rápido de carga. En todo el mundo se está ya utilizando también sobre pilotes hormigonados “in situ”.

 

El incremento de la demanda de estos ensayos en nuestro país ha provocado que estos salgan del ámbito de unos pocos especialistas para entrenar de lleno en el abanico de servicios de los Laboratorios generalistas de ensayo de materiales de construcción. En este punto Laboratorio de Ensayos no Destructivos Atlante, destaca por tener un equipo de profesionales, expertos, en utilizar e interpretar los datos que se obtienen de los equipos que dispone, siendo ellos de última generación y los mejores del mercado.

 

Ejemplo de trabajo encargado a Laboratorio de Ensayos no Destructivos Atlante.

 

Se solicita un control intenso sobre la fabricación de aproximadamente 100 pilotes de hormigón de entre 10 y 15 metros de profundidad para la obra de una Piscina.

Entre otras pruebas No Destructivas, se solicita a Atlante:

 

Método TDR 2

La prueba TDR es una evolución natural del ensayo de la vibración del estado constante, desarrollada y

aplicada en cimentaciones profundas. Los avances en el proceso han significado que la señal obtenida en el

dominio de tiempo se podría convertir fácilmente al dominio de la frecuencia mediante una rápida

transformada de Fourier. Esta técnica ahora se conoce como ensayo de Reacción Dinámica Transitoria o

TDR (siglas en inglés).

¿Qué información puede proporcionar el método?

El método del TDR permite analizar anomalías acústicas en las pilas o pilotes, correspondientes con los

siguientes episodios:

  • Profundidad de la cimentación.
  • Aumentos en la sección del pilote o pila.
  • Reducciones en la sección.
  • Roturas.
  • Grietas.
  • Zonas de mala calidad del hormigón.

 

¿Cómo trabaja?

Cuando es golpeada la cabeza de una pila, se genera un pulso que se convierte en una onda longitudinal que viaja por el eje de la pila. Cuando la onda alcanza la base, se refleja realizando el mismo viaje en

sentido opuesto hasta la cabeza. Si se asume que la velocidad de propagación de la onda por la pila puede ser calculada, es posible calcular la profundidad de la cimentación. Las reflexiones se producen también

por anomalías acústicas dentro del eje de la pila.

En primer lugar, para interpretar los resultados es necesario hacer algunas asunciones referentes a la velocidad de la propagación de la onda dentro del elemento. Para ello, hemos asumido que la velocidad

media de la onda en el hormigón está dentro de la gama de los 3500 m/s a 4000 m/s. Un hormigón muy denso o de alto módulo puede tener una velocidad más alta que 4000 m/s., y hormigones de mala calidad o

en elementos fabricadas con lechada, pueden tener velocidades menores a 3500 m/s. A efectos del método, asumiremos un hormigón convencional y de buena calidad, y por tanto, dentro de la gama antes

indicada.

Esquema de ejecución del ensayo: