Prospección geofísica de la Plaza de la Catedral de La Laguna.

El Ayuntamiento de San Cristóbal de la Laguna, encarga a Atlante la prospección geofísica de la Plaza de la Catedral con la finalidad de descubrir posibles restos antrópicos enterrados.

Para este trabajo dispusimos de dos técnicas, por una parte un reconocimiento mediante reflexión electromagnética, con geo-radar terrestre, de doble antena 900 y 500 mega-hercios y, por otra parte hicimos una estimulación eléctrica al suelo mediante la inca de ánodos para medir la resistividad eléctrica, lo que técnicamente se denomina una tomografía eléctrica por Inca de ánodo y en la medicina tradicional equivaldría a un TAC.

La naturaleza no dibuja con líneas rectas por lo que, para localizar restos antrópicos buscábamos anomalías eléctricas enterradas, que fueran compatibles con estructuras del tipo cimentación y cuya geometría se correspondiera con la intervención del hombre, por ejemplo; prismas realmente realizados en piedra.

Cada material tiene un comportamiento distinto a la estimulación eléctrica, cada material tiene una resistividad eléctrica característica del propio material, de este modo las imágenes nos permitieron ver el comportamiento eléctrico distinto entre unos prismas de piedra con el suelo arcilloso de la catedral de la Laguna, pudiendo de esa manera determinar puntos de interés para desarrollar una excavación arqueológica. De este modo se evitan las excavaciones arqueológicas a ciegas y se puede ser mucho más eficaz en el gasto del dinero público.

En el caso del empleo del geo-radar se utilizó para visualizar las estructuras antrópicas de la famosa Fuente de Los Patos y determinar si los restos encontrados en el subsuelo se correspondían con enterramientos de un antiguo cementerio o se trataba de las instalaciones de desagüe de la fuente, arquetas y canalizaciones.

Las imágenes que se reflejan por este medio, sí son captadas con la antena adecuada y la interpretación correcta del geólogo, nos pueden dar una composición bastante aproximada de la realidad.